¿Qué compuestos contienen los cosméticos?

Gel de ducha, champú, acondicionador de pelo, leche hidratante corporal, desodorante, pasta de dientes, jabón de manos, cremas regeneradoras, maquillajes, loción de afeitado, gomina y espuma para el pelo… Desde luego, la lista de productos dedicados a la higiene y la belleza personal es prácticamente interminable, como lo es el conjunto de sustancias que los componen y que utilizamos, a veces indiscriminadamente, sobre nuestro cuerpo.

quimica-cosmetica

Técnicamente, se considera cosmético a toda sustancia o mezcla destinada a ser puesta en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y las mucosas bucales, con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto, protegerlos, mantenerlos en buen estado o corregir los olores corporales. 

La normativa comunitaria relativa a productos cosméticos se enmarca dentro del REGLAMENTO (CE) Nº 1223/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de noviembre de 2009, cuyos anexos se mantienen actualizados mediante revisiones periódicas.

Se cuentan por miles las sustancias que pueden formar parte de un cosmético, aunque el número de ingredientes de cada producto no suele ser superior a 20. Todos ellos deben aparecer en la etiqueta o embalaje, en orden decreciente de masa o volumen, para que el consumidor pueda identificar posibles alérgenos y comparar productos de similares prestaciones. Estos componentes pueden englobarse en tres grandes categorías:

  • Principios activos: sustancias a los que se atribuye la función principal del cosmético.
  • Excipientes: sustancias que sirven como soporte o disolvente de los demás. En muchas ocasiones, se utiliza como base del cosmético agua ultrapura, libre de toxinas y otros contaminantes.
  • Aditivos y correctores: sustancias que se añaden para mejorar las propiedades del producto, facilitar su uso, protegerlo frente a agentes biológicos o químicos, defenderlo del paso del tiempo o hacerlo más atractivo a la vista, el tacto o el olfato.

Emulsionantes

Son ingredientes que, aunque no presentan una actividad directa sobre el cuerpo, permiten integrar los componentes acuosos y lipídicos, por lo que resultan fundamentales para obtener una textura homogénea y agradable. Químicamente, actúan modificando las propiedades de la superficie de separación entre la fase acuosa y la fase lipídica, disminuyendo la tensión superficial y facilitando la formación de micelas que se dispersan en el mezcla.

Son comunes el ácido esteárico (stearic acid), el alcohol cetílico (cetyl alcohol), los alquilglucósidos (alkyl glucosides) y el glicerol monoesterato (glyceryl monoesterate):

emulsionantes-cosmeticos

Los emulsionantes presentan una cadena hidrocarbonada apolar hidrofóbica y un extremo polar hidrofílico, que se orienta hacia la fase acuosa, permitiendo la formación de micelas.

Conservantes

Son sustancias que evitan el deterioro del producto y el desarrollo de microorganismos, alargando la vida del cosmético y protegiendo al consumidor de los posibles efectos adversos asociados a su degradación. Entre ellos, distinguimos:

  • Antioxidantes: son sustancias reductoras, como tioles o polifenoles, que frenan o inhiben las reacciones de oxidación, al oxidarse ellos mismos, impidiendo la formación de radicales libres. Estos compuestos evitan el enranciamiento de aquellos cosméticos especialmente grasos, aunque conviene recordar que su acción antioxidante no es eficaz sobre la piel. Entre los más habituales se encuentran el alfa-tocoferol (vitamina E), el butilhidroxianisol (BHA o E320), el butilhidroxitolueno (BHT o E321), el ácido gálico, los sulfitos sódicos, el ácido ascórbico (vitamina C) y los ésteres derivados del ácido ascórbico, como el palmitato de ascorbilo.
ANTIOXIDANTES-COSMETICOS

Muchos antioxidantes son compuestos fenólicos o polifenólicos, capaces de ceder un electrón y un protón, y estabilizar la carga negativa por deslocalización.

  • Antimicrobianos y antifúngicos: son aquellos componentes que evitan proliferación de bacterias y hongos en los productos cosméticos. Los más ampliamente utilizados son los parabenos, como el metilparabeno, el etilparabeno, el propilparabeno o el butilparabeno). Derivan del ácido para-hidroxibenzoico (PHBA) y muestran unos excelente registros de seguridad, estabilidad y tolerancia. También se emplean alcoholes (como el fenoxietanol), polialcoholes (como el glicerol, el propilenglicol, el butilenglicol o similares), ésteres de glicérido (como el gliceril laurato o el gliceril caprato) y liberadores de formaldehído.
ANTIMICROBIANOS-COSMETICOS

Los parabenos constituyen el ingrediente más común de los cosméticos.

Espesantes

Estas sustancias permiten dar consistencia al producto cosmético. Pueden ser:

  • Espesantes lipídicos: son sólidos a temperatura ambiente y deben fundirse antes de añadirlos a las emulsiones (por ejemplo, el alcohol cetílico, el ácido esteárico o la cera de carnaúba).
cera-de-carnaúba

Cera de carnaúba

  • Espesantes naturales: son polímeros naturales que se hinchan por absorción de agua e incrementan la viscosidad del producto (como la hidroxietilcelulosa, la goma de guar o la gelatina).
goma-guar

La goma de guar es un polisacárido que se extrae de las semillas de Cyamopsis tetragonoloba.

  • Espesantes minerales: son sustancias inorgánicas de origen natural con capacidad absorbente (como el silicato de magnesio y aluminio, la sílica y la bentonita).
  • Espesantes sintéticos: son sustancias orgánicas de origen artificial (el más común es el carbomer).
0000489_carbomer-340-fd

El carbomer es un polímero reticulado del ácido acrílico, capaz de hincharse con agua, que se usa en geles transparentes.

Emolientes o suavizantes

Son sustancias capaces de reponer o restaurar la capa lipídica de la dermis o el cabello. Actúan como una película aceitosa sobre la piel, que se absorbe lentamente. Los más empleados son la cera de abeja, la glicerina, los aceites vegetales (de coco, almendra, oliva…), derivados del petróleo como la vaselina o la parafina líquida, ésteres y siliconas lineales y cíclicas.

Colorantes o pigmentos

Muchos cosméticos contienen sustancias que permiten acentuar o modificar el color natural de la superficie corporal, que se clasifican en dos grupos:

  • Pigmentos orgánicos: pueden ser de origen vegetal, como el polvo de remolacha, o de origen animal, como el extracto de cochinilla (carmín de las barras de labios).
ácido-carmínico

El ácido carmínico se utiliza como carmín y como colorante rojo en la industria alimentaria (E120).

  • Pigmentos inorgánicos: suelen ser óxidos metálicos, como el óxido de hierro, las escamas de mica, el manganeso, el óxido de cromo y el alquitrán de la hulla.

Glimmer

Es el componente que proporciona un efecto de brillo o centelleo. Los más comunes son:

  • Escamas de mica blanca o moscovita finamente pulverizadas, que refractan la luz y crean un efecto de brillo.
  • El oxicloruro de bismuto, presente de forma natural en un raro mineral llamado bismocita (también en las perlas sintéticas), crea un efecto nacarado de plata gris.

El grado de pulverización determina el resultado obtenido: cuanto menor es el tamaño de la partícula (15 – 60 micras) menos lustroso será el polvo y más cobertura dará; mientras que si el tamaño de las partículas es mayor (500 micras) se obtendrá una menor cobertura pero un efecto más brillante y transparente.

Fragancia

Son los compuestos que se añaden para dar un aroma agradable o enmascarar el olor de otros componentes. Hay más de 3000 compuestos empleados como fragancias, pero las empresas no tienen que indicar la presencia de estos ingredientes individualmente porque suelen ser considerados un secreto de fabricación.

Astringentes

Son sustancias que, por aplicación externa local (tópica), retraen los tejidos y pueden producir una acción cicatrizante, antiinflamatoria o antihemorrágica. Entre ellos se encuentran los alcoholes (alcohol denat), el alumbre, el clorhidrato de aluminio y el suero salino (cloruro sódico).

Hidratantes y humectantes

  • Hidratantes: sustancias que favorecen el aporte de agua que las células necesitan para su metabolismo. Las cremas hidratantes actúan en las capas profundas de la piel y contienen lanolina, aceites vegetales, vitaminas, sales y minerales.
  • Humectantes: sustancias que forman una barrera protectora que impide la pérdida de agua de la piel y favorece la captación de agua del medio. Estas cremas se elaboran con glicerina, urea, alantoína, pantenol o propilenglicol.

Surfactantes o tensioactivos

Son sustancias de naturaleza anfifílica, presentes en productos de higiene corporal, jabones y acondicionadores. También aparecen en algunas cremas, en las que actúan de emulsionantes.

Los tensioactivos, componentes fundamentales de los detergentes y productos de limpieza, serán tratados en detalle en la próxima entrada.

La mayor parte de las informaciones de este artículo han sido extraídas de la conferencia Química y cosméticos, impartida el día 11 de febrero de 2016 por la Dra. Mª Ángeles Palmero Díaz, profesora de Química Analítica de la Universidad de Burgos (UBU), en el marco del curso “Química Doméstica” organizado por IFIE (Instituto de Formación e Innovación Educativa). Puedes encontrar más información sobre cosméticos y sus componentes en esta página (en inglés).

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s